Investigadores del Beth Israel Deaconess Medical Center (BIDMC) afirman haber logrado un gran avance en la lucha contra la obesidad y aseguran haber descubierto un interruptor genético que controla nuestro metabolismo. Los nuevos hallazgos, publicados en la edición del 10 de abril de Natureicono ventana nueva, muestran que la reducción de la proteina nicotinamida N-metiltransferasa (NNMT) en la grasa y el hígado reduce drásticamente el desarrollo de la obesidad y la diabetes, de momento, en ratones.

El equipo de investigadores descubrió que la inhibición NNMT acelera el llamado 'ciclo fútil' (mecanismo bioquímico por el que las reacciones celulares se aceleran) permitiendo que una mayor cantidad de las calorías de la dieta sean quemadas y un menor número de ellas se incorporen a la grasa. Algunas personas podrán comer tanto como quieran, "sin engordar".

Al manipular el proceso bioquímico que subyace en las habilidades para quemar energía, los investigadores dicen que ahora podrían desarrollar nuevas terapias para bajar de peso. "Con este descubrimiento, ahora tenemos un medio de manipulación metabólica que podría ayudar a acelerar la producción de energía y llevar a la pérdida de peso", asegura Barbara Kahn.

10/04/2014 - www.dailymail.co.uk icono ventana nueva

Tu ayuda a la FSPW es importante, Teaming for S. Prader-Williicono ventana nueva por 1€/mes

Publicidad

La publicidad y tú, podéis ayudar al mantenimiento del sitio ¿nos donas un clic?
Donar FSPW-PayPal