Ayuda Personal Necesaria - Diapositiva
Frecuentemente, familiares y profesionales, consideran erróneamente que la persona con Prader-Willi (PW) no puede ser feliz, salvo que pueda consumir toda la comida que demanda. Sus propias experiencias, tratando de limitar los alimentos, pueden haber reforzado esta creencia, ya que la persona con SPW empeora su comportamiento en relación a la restricción de alimentos.

Sin embargo, cuando el concepto de "Seguridad en la Comida" es bien implementado (seguridad psicológica y física) el peso y los problemas de comportamiento, son manejados simultáneamente de manera exitosa.

Obesidad y problemas nutricionales

El SPW es considerado actualmente como la causa genética más frecuente de obesidad, con una incidencia aproximada de 1 en 10.000 a 15.000 recién nacidos vivos.

dudaLa obesidad se encuentra en más de un 90% de los casos de niños con SPW y puede llegar a convertirse en el problema más grave de salud entre los propios niños y adultos, dado que implica fuertes repercusiones en su calidad de vida y es causa de mortalidad temprana.

Muchas de las características típicas del SPW resultan de un mal funcionamiento del hipotálamo. El hipotálamo controla la sensación apetito-saciedad y además la liberación de varias hormonas secretadas por la glándula pituitaria anterior como la hormona del crecimiento (GH), las gonadotropinas (FSHILH), la hormona estimulante de la tiroides (THS), la prolactina y la hormona corticoadrenal.

Leer más: Obesidad y problemas nutricionales

Prevenir intoxicaciones en verano

La subida de las temperaturas aumenta el riesgo de contaminación de los alimentos por virus y bacterias. Si no se manipulan o no se conservan adecuadamente, pueden transmitir infecciones. Para evitar intoxicaciones es importante seguir estos consejos de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutriciónicono ventana nueva (AESAN).

Los meses de verano constituyen una época especialmente crítica, porque las altas temperaturas favorecen el desarrollo de microorganismos. Asimismo, en esta época hay una mayor tendencia a comer fuera de casa. Por ello, la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición, recomienda la observación de las siguientes normas, basadas en las Reglas de Oro para la preparación higiénica de los alimentos de la Organización Mundial de la Salud. La adopción de estas sencillas precauciones evitará numerosas enfermedades provocadas por una inadecuada manipulación o conservación de los alimentos.

Leer más: Prevenir intoxicaciones en verano

Junio: Bacalao al horno con calabacín

bacalao con pepinoEl bacalao es un pesado blanco y, por tanto, posee un bajo contenido graso. Almacena sus reservas de grasa preferentemente en el hígado, empleado para la fabricación de aceite de pescado. Su carne es rica en proteínas de alto valor biológico y además posee una amplia variedad de vitaminas y minerales. Entre las vitaminas destacan las del grupo B, principalmente la B1, B2, B6 y B9. Todas ellas poseen importantes funciones y permiten el aprovechamiento de los nutrientes energéticos, es decir, de hidratos de carbono, grasas y proteínas. Además intervienen en procesos de gran trascendencia en el organismo como la formación de glóbulos rojos, la síntesis de material genético, el funcionamiento del sistema nervioso, etc. Sin embargo, en el bacalao el contenido de estas vitaminas es poco relevante si se compara con otros alimentos ricos en estos nutrientes (cereales integrales, legumbres, verduras de hoja verde, carnes en general). El bacalao también posee cantidades discretas de vitaminas D, E y A. Estas vitaminas (como todas las liposolubles) son almacenadas en el hígado de todos los animales, lo que convierte a este órgano en su principal fuente, especialmente el del pescado.

Leer más: Junio: Bacalao al horno con calabacín

Alimentación, sueño y obesidad

Un equilibrio alimentario favorece la vigilia durante el día y el sueño durante la noche y ayuda a mantener un peso saludable.

alimentos¿Cómo puede afectar el sueño a la alimentación y, por tanto, a la obesidad? Una posible respuesta la aporta la Universidad de Extremadura, cuyos expertos en nutrición y alimentación humana y dietética han elaborado un estudio en el que relacionan una adecuada alimentación con la calidad del sueño y el logro de un peso estable. Un equilibrio alimentario favorece la vigilia durante el día y el sueño durante la noche, un aspecto que ayuda a mantener un peso saludable.

Los estudios científicos explican que la síntesis de hormonas relacionadas con el sueño depende, entre otros factores, de los nutrientes presentes en los alimentos. Las estadísticas confirman que una de cada seis personas no descansa por la noche de forma adecuada, ya sea por insomnio o porque no logran un sueño reparador. Las causas de esta problemática pueden ser muy diversas, aunque una de las principales es la dieta. Los alimentos que se consumen durante todo el día, así como las condiciones en que se ingieren, influyen de manera directa en el momento de dormir. La calidad del sueño va ligada a la dieta.

Leer más: Alimentación, sueño y obesidad

Prader-Willi Shop

Publicidad

La publicidad y tú, podéis ayudar al mantenimiento del sitio ¿nos donas un clic?
Donar FSPW-PayPal